Un diputado caucense en Cádiz